Kathedräle Gothikä

miércoles, 30 de marzo de 2011

El Capitan Houari y la Amada Eloisaodiosa, reina y soberana

El Capitan Houari, quedo prendado entre abrazos y sudados labios mezcla de pasion y lujuria.
Pero ahora son los designios de destinos desconocidos, que borran la pasion con el canto que a lo lejos se escucha...
Un paje entra con sus ojos desorbitados y besando la mano de la Reina, cubierta por las sedosas sabanas,le dice :
- Amada Reina, se acerca el Principe , lleno de gloria le trae sus perlas.
El Capitan Houari,se hinca de hinojos e implora su amor.
La Reina esta descompuesta y llena de dolor.
Sus temores aumentan y envuelta en sus ricas telas  , deja ver sus bondadosos pechos , agitados aun de deseos y pasion.
Pero su mente ahora esta a la escucha de la voz que acercandose hace sombra  a las tantas bendiciones que creyo tener hace instantes , - ahora , que ira hacer nuestra Reina?
Que hechizos hay en sus ojos  que  su sola mirada mata y encanta ?


Tiene cien mil maneras de hechizar , y siembra amor y lo atiza con sus labios.
La Reina es una preciosa joya de amor, por ella se vive o se muere.
Su hermosura es esquiva y crece en su arrogancia.
Lo observa a el Capitan Houari , que aun exitado , tiende sus brazos para continuar el abrazo , pero ella le solicita que interrumpa el romance porque su Ilustre Principe esta llegando.
Llama  a su Doncella y le pide que ayude a vestir  a el Capitan Houari y lo lleve a otros aposentos en la planta baja del Palacio.
Se escucha canticos, voces y ella se siente gloriosa .
Las demas doncellas la ayudan a vestirse con las mejores galas.
Ahora todo es devocion , porque el Principe trae las perlas que la Reina añora.
Ella siente que su amor, se alimenta de Riquezas y ahora llega su Principe con las perlas del firmamento.
Y las figuras de quienes bailan alrededor del Principe se vislumbran cada vez mas cerca y se manifiesta una terrible alegria , que no ahorra energia .
Los galgos ladran , los faisanes de los jardines  del Palacio se despluman al correr despavoridos y todo es alegria.
Un siervo arrastra una inmensa bolsa que destella iridiscencia...son las perlas del cielo.
Suenan las panderetas en las puertas del Palacio y la Reina baja las  gradas de marmol y oro , para encontrarse con Baldomero, su Principe.
En las puertas del Palacio , la gente acude llevando uvas, frutos de sus campos, agua fresca de los rios,nieve de las cimas para refrescar las aguas a tomar en el gran banquete que se esta preparando . Pero el Capitan Houari a venido a conquistar el Amor de la Reina y ahora , puede observar escondido entreabierta la puerta de un aposento de la planta baja del Palacio, como su Amada se entrega a el Principe y no resiste los celos.
El es turquesco y avasalla  su mente ensordecida por el fragor de la pasion, escondida aun con aromas a sexo.
Ve a los amantes y su honra llega a su sangre mas fuerte que una herida, porque esta ..es una daga en el corazon.
Una poderosa fuerza avasalla sus pensamientos y los dulces dioses solo amargaron tan venturosa odisea que asi no terminara.
La Reina resplandeciente ve a su Principe Baldomero y ella con el privilegio que le honra la belleza le tiende una mano para que el la bese.
Luego el le muestra las heridas de los enfrentamientos, de dragones, perros alados y Elfos .
Ella, tan bella y mirandolo ahincadamente le lame las heridas con sus labios coral y la suave lengua se desliza por la carne de el que esta absorto de pasion contenida.
No hay duda que se oian enamorados coloquios.
 Con esa gracia rica y desbordante penetra el alma del Capitan Houari la espada dura y afiliada de los celos .Esta turbado y en esa lamentable ruina de su desdicha, se sintio cautivo de la furia, de la ira y en esa miserable estrechez de su mente, busca alivio en miles de razones para no enojar a su Amada, ahora en brazos de su Principe Baldomero.
En esos momentos en que la Reina disfruta de las perlas echandolas al aire y luego caen y  yacen esparcidas por doquier, dos robustos soldados de las galeras turquescas se aparecen entre el gentio alborotando con ademanes y  señales que estan buscando a su Capitan.
Parte de los hombres que llevaron al Capitan Houari, yacen dormidos y no despiertan .
Unas Damas corren  a dar noticias a la Reina. porque estos hombres venian armados y uno de ellos con su ancha espada , hermoso, brioso llama la atencion de la Soberana .
Entro la Reina a una sala y mandole a llamar.
El elegante Teniente, obedece desconfiando de los intentos de la Reina y ella con suave voz le comenta que no hace falta las armas y entrar a su Reino, no es una hazaña.
Image and video hosting by TinyPic







e